En 1988 Ana María Pfeiffer junto a su esposo Raúl Borges Do Canto deciden iniciar actividades en el mercado inmobiliario; él ya tenía experiencia inmobiliaria habiendo trabajado en el rubro durante varios años; ella, Arquitecta y Martillera se había formado para emprender con mucho entusiasmo.
En esa época la legislación permitía los nombres de fantasía, “GALAS” es la unión de las iniciales de sus hijos Guillermo, Andrea, Leandro, Alvaro y Santiago.
Hoy; luego 30 años casi en el mercado GALAS marca registrada en la comercialización de inmuebles en la zona Oeste de Buenos Aires, habiendo logrado en todo este viaje muchísimos amigos que consiguieron junto a GALAS su casa propia.
En 30 años vivimos todas las épocas, desde los inicios con carpetas con folios, teléfonos a disco, pidiendo informes de dominio e inhibiciones vía FAX y publicando anuncios destacados en los diarios, hasta hoy aplicando toda la nueva tecnología para brindar la mejor experiencia que el cliente puede esperar de una empresa inmobiliaria de vanguardia.